5 años de Venezolano en Chile, entrevista a Jorge León


Venezolano en Chile Jorge Leon

En una era donde proliferan “Influencers” venezolanos es difícil llegar a conocerlos a todos. Sin embargo, un gran porcentaje de la comunidad en venezolana en Chile seguramente ha visitado el blog venezolanoenchile.com

Un blog que ya tiene 5 años activo a la fecha y es sin duda el más visitado por los venezolanos que desean emigrar a Chile o ya viven en el país austral.

El hombre detrás de venezolanoenchile.com

Jorge León, un venezolano nacido en Maracaibo es el creador de este blog y al que ya le había hecho otra entrevista antes, pero ahora a 5 años de haber creado el portal, y viviendo una realidad en Chile completamente distinta, he decidido hacerle otra, esta vez con ayuda de las preguntas de algunos seguidores

Chile ha cambiado mucho los últimos 5 años ¿sigue siendo para ti un buen país para vivir?

Se supone que en mayo 2020, siete meses después del estallido social, pudiese haber contestado esto con más seguridad (porque ya hubiésemos tenido resultado del plebiscito, etc.), pero la pandemia llegó para cambiar aún más las reglas del juego y está tiñendo la realidad actual.

Siempre, cuando comparas, el resultado va a variar dependiendo de con qué o quién hagas esa comparación. Yo me vine de una Venezuela que yo creía estaba en ruinas (nuevamente, si lo comparamos con la actualidad, yo me vine de un paraíso) y en Chile encontré oportunidades para desarrollarme personal y profesionalmente, por lo que significó un cambio del cielo a la tierra, pero llegado octubre 2019, quedó claro que la estabilidad y prosperidad que este país proyectaba tenía debajo un profundo resentimiento social que explotó y nos hizo abrir los ojos.

Eso no quiere decir que de la noche a la mañana Chile haya dejado de ser un buen país para vivir, solo que ya no representa la opción obvia que fue antes. Cualquier persona que quiera embarcarse en esta aventura, debe agregar un elemento adicional en esa larga lista de consideraciones a la hora de emigrar.

¿Te afectó emocional o económicamente el estallido social de Octubre?

Los primeros días del estallido social (y también de la pandemia) fueron muy angustiantes porque, en las crisis, los recuerdos y traumas salen a flote inmediatamente, unido a que nosotros venimos de un país que nos marcó para siempre, sin posibilidad de borrarlo.

Angustia, miedo, inestabilidad, zozobra e incertidumbre al sentir que estaba viviendo un déjà vu, culpa (momentánea) por haber elegido emigrar a Chile, rabia por ver a la gente quemando estaciones de metro y destruyendo la ciudad, indignación al empatizar con esa misma gente y sus demandas, toda una montaña rusa de emociones de las que nadie estuvo a salvo.

Cuando miro hacia atrás, pienso que no tuvimos tiempo de asimilar y/o dimensionar el estallido porque ya teníamos encima diciembre y se diluyó todo, luego no terminamos de disfrutar el verano cuando empezamos con la pandemia, así que ese tema no ha terminado, solo está en stand by.

La mayoría de venezolanos con tu tiempo en Chile piensa o tiene un plan B ¿Tienes alguno que puedas comentar?

Para mí la cúspide, en términos de metas personales, es vivir en Europa.

Justo este año, la empresa para la que trabajo desde que llegué a Chile está abriendo operaciones en Europa, por lo que mi visión a largo plazo podría convertirse en mediano plazo, aunque ahora todo dependa de lo ilesos que salgamos (en todo sentido) por la pandemia.

De todas formas, no existe un “plan” más allá de la simple posibilidad. Por ahora tengo ya a mi familia aquí, además de compromisos económicos/comerciales que hacen que emigrar no sea tan “fácil” como la primera vez. Por otro lado, confío en Chile como país para salir adelante y sobreponerse a la crisis que atraviesa.

¿Hasta qué punto crees que te ha impulsado VEC como profesional o persona?

VEC ha sido una segunda carrera universitaria para mí (y ahora que lo digo, no es casualidad que en 5 años ya esté completando su ciclo).

Gracias a VEC, hoy en día tengo experiencia en: desarrollo de sitios web, SEO, automatizaciones, email marketing, optimización de procesos, manejo de comunidades virtuales, manejo de bases de datos, estrategia comercial, técnicas de venta, técnicas de negociación, manejo de clientes y proveedores, fidelización, consultoría, constitución de empresas, contabilidad, oratoria, copywriting, storytelling, podcasting, diseño gráfico y otros temas que quizás se me estén quedando por fuera.

Además de lo anterior, me ha dado cualquier cantidad de contactos valiosos, exposición mediática y lecciones de vida que no se obtienen en ninguna universidad.

Lo mejor de todo es que la motivación de fondo siempre ha sido ayudar a otras personas, por lo que me siento sumamente afortunado de haber recibido de vuelta todo esto, que ni siquiera era esperado hace 5 años.

A muchos no les gusta hablar del tema, pero yo tengo claro que el migrante venezolano ha cambiado con los años. ¿Crees que algunos en particular han tenido ventajas por migrar antes? ¿Por qué?

Por supuesto que sí.

Si lo vemos desde un punto de vista muy egoísta, hace 5 años no había esta competencia tan dura a la hora de buscar puestos de trabajo importantes. Los venezolanos, en general, tenemos muy buen nivel profesional y siempre “damos la pelea” en los procesos de selección. Hace 5 años había apenas 10.000 venezolanos en Chile y ahora la cifra pasa los 500.000… Eso solo se traduce en más dificultad para destacar.

También, hace años atrás teníamos una imagen impecable y, gracias a eso, las relaciones con los chilenos empezaban con cierta ventaja. Hoy en día, por la masificación de nuestra colonia, los casos negativos hacen mucho más ruido empañando en ocasiones la buena voluntad de la mayoría y, aunque no estamos ni cerca de lo que se vive en Panamá, por ejemplo, si no nos cuidamos entre todos, podríamos ver la balanza inclinándose hacia el lado contrario (me refiero a situaciones como la de los venezolanos frente a la embajada).

¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Tienes?

Soy una persona muy activa (mentalmente… no físicamente) y me gusta participar en cuanta actividad o proyecto se me atraviese, por lo que el concepto de “tiempo libre” no aplica para mí y nunca me encontrarás en la cama mirando al techo sin hacer nada.

Tengo hobbies, sí, pero para mí también son actividades importantes. Lo que quiero decir es que cuando ocupo mi tiempo en hobbies, no es “porque tengo tiempo libre”.

Disfruto mucho los juegos de mesa, sobre todo los de estrategia, que combinen el azar con la habilidad, que representen siempre un reto y que la varianza sea alta (Magic: The Gathering, Los colonos de Catán, Betrayal at house on the hill, etc.). También me encanta el fútbol, especialmente el europeo, y sigo fervientemente los torneos. Por otro lado consumo mucho contenido de comediantes venezolanos por internet y me distrae cualquier proyecto de fin de semana que implique el uso de tecnología.

Fuiste pionero, algo como “el primer vengador” ¿si Jorge llegara hoy a Chile iniciaría igualmente el blog venezolanoenchile.com?

Fácil… No.

Cuando yo inicié VEC  solo había dos fuentes de información sobre el proceso migratorio hacia Chile: un blog y un grupo de Facebook (que se podrán imaginar lo desastroso que era encontrar información allí). Mi intención era compartir mi historia para derivar a quienes me preguntaran y jamás pensé que se haría popular.

Si llegara hoy a Chile, compartir mi historia para derivar a quienes me pregunten no tendría sentido, porque ya hay TANTAS fuentes de información que la mía sería simplemente una más.

5 años se traduce en mucho tiempo y dinero invertido en un proyecto, ¿cuánto tiempo te ves haciendo tu trabajo con VEC?

Siempre quise mantener VEC fiel a la motivación inicial y, de alguna manera, esa es la razón por la que puede estar cerca de completar su ciclo.

Este blog inició unos meses antes del boom de la migración de venezolanos hacia Chile y por eso se nutrió de la tracción de miles y miles de personas con sed de información. Evidentemente, al pasar la ola, habría tenido que pivotar e incorporar otro tipo de información para mantener a la audiencia (estamos hablando de más de 15 millones de visitas en estos 5 años), pero eso habría significado desvirtuar el concepto claro y conciso que caracteriza al blog.

¿Hace cuánto fuiste por última vez a Venezuela? ¿Qué nos puedes decir de esa visita?

No he vuelto a pisar Venezuela desde que me vine y, mientras pueda, no lo haré.

Tu blog ha ayudado a muchas personas, me incluyo. Pero a diferencia de muchos no parece interesarte estar en el podio de Influencers en Instagram ¿por qué?

Eso es porque no disfruto ser el centro de atención.

Todos tenemos alguna manera de satisfacer nuestro ego y, en mi caso, me importa mucho más lo que yo piense de mí mismo que lo que piensen los demás de mí, por eso en VEC el foco siempre ha sido la información, en vez de decir, hacer saber o anunciar que YO fui quien compartió esa información. Al final, es el mismo resultado, pero desde un sitio muy distinto.

Ojo, eso no quiere decir que como yo lo hago está bien y como lo hacen los demás no. Tampoco quiere decir que cuando se ha presentado la oportunidad de ser público/mediático, no la haya “aprovechado”. Solo quiere decir que me siento mejor cuando mi trabajo es el que habla por mí.

Esto ya te lo he preguntado, pero no pasa de moda ¿te regresarías a vivir a Venezuela?

Hace dos años, la revista “Society” de Francia se interesó en mi historia como inmigrante y me hizo una entrevista que salió publicada en su edición #84. El titular que acompañó a mi foto fue: “Je ne crois pas que je rentrerai“, o sea: No creo que vuelva.

Nunca he querido volver, ni antes, ni ahora, y tampoco creo que alguna vez quiera.

Yo soy muy pragmático y voy a querer estar donde me funcione estar (no donde “se supone” que deba estar) y tampoco tengo apego con un lugar en el mapa por el hecho de haber nacido allí.

¿Que si extraño cosas de Venezuela? Por supuesto, gente y experiencias (que buena parte de ellos ya no está allá y las experiencias no se pueden repetir), pero no extraño el lugar geográfico como para volver solo por eso.

Muchos venezolanos alrededor del mundo se están regresando nuevamente ¿Por qué crees que se esté dando este fenómeno?

Uno o varios de los siguientes factores: poca planificación, expectativas mal planteadas de lo que iban a vivir afuera, estallido social, pandemia, apego emocional a Venezuela no superado y baja capacidad de adaptación. Nunca podemos dejar por fuera a la “mala suerte” o “mala fortuna” que en todos los aspectos de la vida está presente.

Un venezolano casi siempre tendrá algún lugar donde llegar en Venezuela si las cosas afuera salen mal, ya sea con familia, amigos, etc. Es como la malla de seguridad en las acrobacias, donde caes si algo no sucede tal cual lo esperas. Estadísticamente tiene todo el sentido del mundo que si casi 5 millones de personas emigran, a algunos les irá de maravilla, para otros será un movimiento promedio/aceptable y para el resto será algo negativo.

Lo que me parece realmente importante es que si te quedas, o si te devuelves, lo hagas porque así lo decidiste y no porque “te tocó”.  El papel de víctima no nos hace bien bajo ningún concepto.

Un consejo para los venezolanos que recién están llegando a este país

Crea tu propia historia.

Está bien leer esta o cualquier página donde la gente cuente su experiencia como inmigrante, pero no midas tu desempeño comparándote con los demás, ni tomes decisiones basadas únicamente en lo que le pasó a los demás.

No te imaginas la cantidad de veces que he estado en conversaciones donde alguien pregunta: ¿Y cómo te han tratado los chilenos? ¿Has sido víctima de xenofobia? Y hay tantas respuestas diferentes como personas hay en la mesa.

Un consejo para los que como tu tienen ya varios años aquí

Me piden uno, pero aprovecho para dar varios:

  • No te permitas caer en el DICOM.
  • Compra un auto solo si le das mucho valor a tu comodidad. Es lo único positivo que obtendrás, el resto solo involucra un fuerte egreso de dinero.
  • No saques los fondos de tu AFP solo por sacarlos.
  • Si vas a comprar algún departamento para arrendar, cómpralo con orientación poniente (son más baratos). Si es para vivir, cómpralo con orientación norte (es la mejor).
  • No tomes la decisión de nacionalizarte a la ligera. Dale suficientes vueltas en tu cabeza a la idea.
  • No pongas todos los huevos en una misma canasta. Diversifica tus ingresos.
0 0 vote
¿Qué te pareció este artículo?
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

A %d blogueros les gusta esto: